• Qué pasará mañana

Coronavirus: Tandil al borde del colapso sanitario

Quedan solo cinco camas disponibles para pacientes con Covid-19 en los hospitales


La ciudad bonaerense de Tandil se encuentra al borde del colapso sanitario. La situación es de tal gravedad que el sistema público cuenta con solo cinco camas disponibles para pacientes con Covid-19 en todo el distrito. Y la cuestión es tan dinámica que el número podría disminuir en cuestión de horas.

La situación de colapso fue confirmada a Página/12 por la Municipalidad, que basa sus datos en los informes del sistema público y privado de contención frente a la pandemia. En todo el distrito hay 35 camas de Unidad de Terapia Intensiva (UTI), 23 de las cuales están ocupadas por pacientes con coronavirus. Otra siete atienden a pacientes con diversas patologías y solo 5 quedan libres.

Esta cantidad "puede disminuir o mejorar, de acuerdo a la dinámica con que transcurran los contagios" de Covid-19 y la demanda de internaciones por otras causas, según confirmó a este diario una fuente de la Subsecretaría de Comunicación.


Las camas UTI disponibles están distribuidas en una Unidad UTI, otra en la unidad coronaria de la Nueva Clínica Chacabuco, una en el área de cuidados respiratorios intermedios del Hospital Municipal "Ramón Santamarina" y dos en el de Niños "Dr Debilio Blanco Villegas" equipadas para adultos.

El informe oficial del municipio a cargo del intendente radical de Juntos por el Cambio, Miguel Lunghi, el mismo que en septiembre del año pasado cuestionó el modelo de vigilancia sanitaria puesto en marcha por el gobierno bonaerense y que diseñó un sistema propio basado en los colores de un semáforo, indica que la situación se estabilizó en los últimos días.

En las últimas 24 horas hubo 31 nuevos contagios, un número importante si se tiene en cuenta que los domingos no se hacen testeos. Con este dato, Tandil tiene al día 620 casos activos de coronavirus, de los cuales 36 pertenecen a las localidades de María Ignacia y Estación Vela, y otros cuatro a la población de Gardey, según datos del Comité Epidemiológico local.


A pesar de la gravedad de la situación, producto del crecimiento de los positivos, hay un dato que lleva una relativa tranquilidad a las autoridades: cinco es la misma cantidad de camas que tuvo el distrito en noviembre del año pasado, cuando se registró el pico de 140 contagios diarios. En ese momento, el sistema dual (público y privado) pudo contener la demanda.

Las fuentes admitieron que la cantidad de casos de coronavirus se incrementó en los últimos días, pero sostuvieron que el Comité de Seguimiento sanitario determinó que fue producto de las fiestas de fin de año, tal como pasó en todo el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).



No obstante, añadieron, si bien “es difícil hacer pronósticos, aspiramos que esto sea un rebrote que tienda a descender”. El número de contagios disminuyó en los últimos días y en todo el distrito se aplicaron las restricciones a la circulación que las ciudades con números rojos dispusieron para frenar la pandemia.


Fuente: Pagina 12


161 vistas0 comentarios