• Qué pasará mañana

El centro amaneció empapelado por protesta del Sindicato del Seguro contra La Perseverancia Seguros

El Ministerio de Trabajo dictó recientemente la conciliación obligatoria, por lo que se suspenderán las medidas de fuerza hasta agotar la instancia administrativa


En la mañana de este viernes el paisaje del centro de nuestra ciudad se vio modificado con una gran cantidad de folletería denunciando presión hacia los trabajadores de la empresa para manifestarse en contra del Sindicato y también reclamando el pago de los salarios en forma completa.



Luego de extensas tratativas llevadas a cabo desde el mes de agosto, en procura de destrabar el conflicto sin éxito alguno, el Sindicato del Seguro movilizó la denuncia ante el Ministerio de Trabajo.

De este modo se realizaron dos audiencias en forma virtual con la participación de los representantes sindicales y apoderados de la empresa. El jueves último se llevó a cabo la segunda audiencia en la que La Perseverancia Seguros S.A. a través de sus abogados declinó la instancia administrativa, sin siquiera acceder a conversar sobre una posible solución con la presencia de la representante del Ministerio de Trabajo.

De este modo el Sindicato decidió el inicio de medidas de fuerza, las que se vieron reflejadas en el paisaje céntrico de la mañana de hoy.


A media tarde se conoció por parte de las autoridades de la conducción nacional del gremio, que El Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, decretó la conciliación obligatoria, lo que supone la suspensión de las medidas de fuerza hasta agotar esta instancia.


El Sindicato viene reclamando por el pago de la totalidad de los aumentos conseguidos en los dos últimos acuerdos paritarios, en los que la empresa de forma unilateral y sin previo aviso decidió no abonar sobre un rubro que compone el salario de una importante cantidad de trabajadores, lo que representa una rebaja de los salarios.



Asimismo desde la entidad sindical se vienen denunciando acciones desleales de la empresa, en el que -según indicaron- se ejerce presión sobre los trabajadores, haciendo abuso de poder, pidiéndoles a los empleados que manden e-mails, o haciendo firmar notas en contra del sindicato, incluso visitándolos en sus domicilios particulares




230 vistas0 comentarios