• Qué pasará mañana

El Saocom 1B, la vaca cubana y Los Redonditos de Ricota


¿Que extraña relación tiene la canción con el último satélite de Invap?


El lanzamiento del último satélite construido por Invap en Bariloche, el Saocom 1B, hará historia. Será el primer cohete en 60 años que, partiendo de Cabo Cañaveral, viaje hacia una órbita polar.


La última vez que se intentó, el aparato estalló y parte de su fuselaje cayó sobre Cuba, a un año y medio del inicio de la Revolución, mató una vaca, provocó una crisis diplomática y, muchísimos años después, le dio inspiración al Indio Solari para escribir la letra de una de las canciones más potentes de Los Redonditos de Ricota.


La letra de la canción que aparece en “Un baión para el ojo idiota”, el tercer disco de Los Redondos, es escueta y dice (sin repeticiones):

Miraba el cielo justo a tiempo./Salvada del motor eterno y justo a tiempo./Aquella solitaria vaca,/aquella solitaria vaca cubana./Rumiaba el silbido del viento,/(la civilización la amaba y justo a tiempo)/Aquella solitaria vaca,/aquella solitaria vaca cubana.


En enero de 1959 las tropas revolucionarias de Fidel Castro habían entrado en La Habana. Y en noviembre de 1960 Estados Unidos lanzaba desde Cabo Cañaveral, en el sureño estado de Florida, el Thor DM-21, un cohete para llevar un satélite al espacio que iba a orbitar pasando por los polos.


Pero el cohete estalló a poco de despegar. Y una parte del fuselaje cae sobre el sur de Cuba con tanta mala suerte que mata a una vaca llamada Rufina.


Se hicieron manifestaciones con vacas frente a la embajada de Estados Unidos en La Habana y Fidel denunció el “cruel atentado y violación del espacio aéreo cubano”.


Finalmente, el gobierno estadounidense indemnizó al cubano con dos millones de dólares y asunto terminado. Dos años después estallaría la “crisis de los misiles”, pero esa es otra historia.


Lo cierto es que desde Cabo Cañaveral no volvieron a lanzar cohetes hacia órbitas polares por temor a que las partes del cohete que se descartan, como los propulsores, cayeran sobre alguna de las islas del Caribe.


Con los cohetes de Spacex, que son lo que se usaron para lanzar el Saocom 1A (pero desde California) y ahora el 1B, no podría ocurrir eso porque el cohete, luego de colocar su carga en el espacio regresa a la Tierra casi con la misma integración que despegó y si descarta algún componente, lo hace fuera de la atmósfera.


Los científicos argentinos que están en Cabo Cañaveral conocen la historia y su relación con Los Redondos. Y deben cantar bastante la canción en medio del tedio de la espera, ya que el lanzamiento previsto para esta semana se pospuso hasta finales de agosto.


Fuente: Diario Rio Negro


9 vistas0 comentarios