• Qué pasará mañana

Gerardo Morales habló de "triunfo contundente" en las elecciones de Jujuy

El gobernador cerró la jornada con un discurso amigable, en el que saludó a las fuerzas políticas por su actuación en los comicios. El peronismo iba camino a conservar las bancas que ponía en juego.



En un lento escrutinio que hasta anoche no completaba el 30 por ciento de las mesas, el Frente Cambia Jujuy del gobernador Gerardo Morales encabezaba el resultado provisorio de los comicios en esa provincia con una cantidad de votos por encima del 40 por ciento, seguido muy de lejos por el Frente de Todos – PJ, que llegaba al 13 por ciento. El mandatario habló de un "trunfo contundente" y saludó a todas las fuerzas políticas.


De esta manera, el oficialismo se encaminaba a por lo menos sostener las 13 bancas que ponía en juego el radicalismo y las dos de Primero Jujuy, el frente ligado al vicegobernador Carlos Haquim, que hasta anoche lograba también sostenerlas, con el 7 por ciento que cosechaba.


El resto de la oposición intentaba superar el piso del cinco por ciento necesario para poder aspirar a meter diputados en la Legislatura, hasta anoche lo estaban logrando el kichnerista Todos por Jujuy, el Frente de Izquierda, que aunque todo parece que reducirá su bloque de 4 legisladores, por lo menos logrará sostener su presencia parlamentaria.


El partido VIA lograba también superar ese piso, al igual que el Frente Unidad Para la Victoria, que se referencia con Milagro Sala.


La larga jornada electoral estuvo marcada por desarrollarse en uno de los días más fríos del año, al que los jujeños debieron hacer frente estoicamente en largas filas que se formaron a la mañana en los ingresos a las escuelas.


Quizás eso repercutió, al igual que lo que sucedió en Misiones, en la baja participación electoral, que rondó el 65%. Otro dato llamativo fue que en los tests organizados para detectar eventuales síntomas de covid, arrojó que a unas 130 personas debieron aplicarles el protocolo tras dar positivo, un 10 por ciento del total de los 1300 tests que se hicieron a sospechosos.


El oficialismo jujeño busca continuar con la mayoría parlamentaria, actualmente el radicalismo tiene 21 bancas de las 48, de las que ponía 13 en juego. A lo que se sumaban las dos del bloque Primero Jujuy que cuenta con 6 bancas y dos legisladores que renuevan.

Garantizar los números suficientes para controlar la Legislatura le permite a Morales mantener latente la posibilidad de una reforma constitucional que le habilite un nuevo mandato. Aunque también aspira a pegar un salto a nivel nacional, para lo cual debía ostentar una buena victoria en estas elecciones.


El peronismo dividido también intentaba sostenerse como el contrapeso del gobierno, y en ese sentido el PJ local que lleva el sello del Frente de Todos lograba captar la mayoría de los votos de ese sector. El justicialismo tiene 12 bancas y renuevan cuatro legisladores.

El mapa a renovar lo completa la izquierda que pone en juego sus cuatro bancas.

Además de la elección para renovar parcialmente la legislatura, en los municipios sucede lo propio con los Concejos Deliberantes, y las listas se completaban con los vocales municipales.


La legislatura jujeña es de carácter unicameral y los diputados son elegidos por distritos únicos, por lo que representan a todo el territorio provincial y no por departamentos.

El escrutinio podía seguirse en tiempo real por una página web del Tribunal Electoral, pero que presentó innumerables dificultades técnicas y quedó fuera de servicio en varias oportunidades.


"un triunfo contundente"

Gerardo Morales habló poco antes de la medianoche, en el bunker que el oficialismo montó en el hotel La Viña. Saludó “a todas fuerzas políticas, particularmente en momentos difíciles del país”, con una pandemia, a pesar de que hubo una baja del porcentajes histórico de participación que siempre se ubicó por encima del 70%, para el gobernador "ha habido una participación importante cercana al 65% de los jujeños que han ido a las urnas, en línea más o menos con Misiones".

Agradeció “al pueblo jujeño por su participación” y “a las fuerzas políticas, por haber puesto todo. Creo que todo hemos hecho lo mejor posible en el marco de la pandemia cumpliendo reglas en la mayoría de los casos” lo que “habla bien de la conducta de los distintos partidos políticos”.

Morales habló cuando el escrutinio oficial iba por el 30%, “pero ya marca una tendencia de acuerdo a lo que tenemos también en nuestro escrutinio provisorio” y “el resultado electoral es inapelable”, dijo. “El Frente Cambia Jujuy, que integramos, ha ganado contundentemente la elección así que quiero felicitar a nuestros candidatos”.

“Más allá de las diferencias que tenemos, la gente ha dicho que queremos vivir con respeto y que queremos juntos mirar el futuro más allá del lugar donde nos toque estar”, este “es el mensaje fundamental” que dejan estas elecciones, es un mensaje “de paz, de convivencia, de respeto”. “Vamos a seguir profundizando la transformación que propiciamos en la provincia”, y que “no se olvida de la gente”.

Entre los asistentes al acto poseleccionario en Jujuy, lo escucharon el neuocientífico Facundo Manes, el senador nacional Martín Losteau, José Manuel Cano y la diputada nacional Josefina Mendoza.

A diferencia de otros triunfos, Morales tuvo un lenguaje más conciliador, tras un largo día en que votó a primera hora para participar luego en Buenos Aires, junto a otros gobernadores, de un homenaje a las víctimas de la covid.

Cruces calientes

En San Pedro de Jujuy el concejal Julio Moisés, que participa por su reelección, tras emitir su voto, hizo declaraciones a la prensa y aseguró que hubo irregularidades: “este es el acto más vergonzoso”, y calificó “de elecciones fraudulentas y que el gobernador no veló por la salud de la gente”. Además, señaló que hubo presión de trabajadores municipales a los vecinos cuando iban a votar y que no dejaron trabajar tranquilos a los fiscales.

Pero mientras realizaba esos comentarios a los periodistas, entró en escena el intendente sampedrino Julio Bravo (UCR), que, a los gritos y enojado, confrontó al concejal, negando que todas esas denuncias sean ciertas.


Otro candidato que también pasó un momento complicado fue el oficialista Omar Gutiérrez, que encabeza la lista de diputados de Cambia Jujuy; cuando fue a votar lo increparon vecinos que le facturaron, en su carácter de director del COE jujeño, que nunca haya renunciado al cargo por la campaña.

Cuando se retiraba del establecimiento escolar la gente que hacía largas filas bajo la helada llovizna, le reprochó por tener que ir a votar en esas pésimas condiciones, contrarias a cualquier recomendación sanitaria.


Por otro lado, el FIT-U denunció ante el Tribunal Electoral que “en distintas escuelas de la provincia no se está permitiendo ingresar a los establecimientos de votación a los fiscales generales” de ésa y de otras fuerzas políticas no alineadas con el oficialismo. Asimismo, sostuvo que no se permitió el ingreso normal el fiscal general, y que cuando se le permitía solo podía permanecer “unos minutos” cada dos o tres horas “estando la casi totalidad del tiempo fuera de la escuela”.


Y denunció que tampoco se permitió la entrega de boletas de contingencia, “por lo cual la vulnerabilidad es mucho mayor a otras elecciones”, afirmó.



Fuente; Pagina 12

1 vista0 comentarios