• Qué pasará mañana

“La situación es desastrosa. Hoy fue uno de nuestros peores días que me toca vivir en pandemia”



Así se refirió el Dr. Alejandro Bronzieri a la situación epidemiológica en el distrito de Tres Arroyos, encargado de la Sala Covid 1 del Hospital y en la sala de internación de la Clínica Hispano

Sistema colapsado

El profesional en conversación en la noche del martes 11 de mayo, con la redacción de Que Pasará Mañana brindó un sombrío diagnóstico sobre la realidad sanitaria del distrito, afirmando que “ya no hay un lugar donde no estemos internando Covid. Hoy fue uno de nuestros peores días que me toca vivir. En la mañana nos encontramos con una situación muy crítica que fue no poder recibir pacientes. Es extremadamente doloroso tener que decidir quién puede ingresar no solo a un respirador sino a una cama para poder ponerle oxigeno. Con nuestro grupo de profesionales hoy realmente estamos abatidos”.


El terrible momento de elegir

Bronzieri afirmó que “la gente siempre habla de cuando te toque el momento que tenes que decidir a quién darle un respirador. y otra cosa es cuando te toca y realmente tomar la decisión, es muy duro, es muy pesado para nosotros los médicos. Uno no sabe si está haciendo bien o no, pero no nos queda otra alternativa”.


El pedido de pasar a fase 2

Agregó que “en esa desesperación hable con concejales y con el intendente de quien además soy su médico particular, le hable como su médico y le dije que lamentablemente si hoy yo tuviera que internarlo a él o a cualquiera de mi familia o cualquier vecino, ya no tengo una cama , que no es una exageración”.


Agregó que “creí la necesidad de pedirle al intendente de por favor cambiar de fase, se que hay cuestiones económicas en el medio y cuestiones que a los argentinos nos divide como escuela si o escuela no. Yo les puedo asegurar que si están un ratito en nuestras salas y ven como nosotros trabajamos y la angustia con la que desde enfermería y mucamas trabajan, sabiendo que hay gente que no la podemos ayudar como deberíamos, todos tendríamos un pensamiento mas unánime de que tenemos que cortar y bajar la curva. Y para bajar la curva la única manera es que la gente no circule. El virus no tiene posibilidad de transitar si no es a través de nosotros”.


Indicó “es una discusión casi bizantina esto que los chicos obviamente no son los responsables de contagios, ni mucho menos las escuelas, de hecho no hay brotes allí, pero la movilidad para llevar los chicos a las escuelas es realmente muy amplia. Se puede restringir solo durante un tiempo, para que nos dé un tiempo a nosotros los médicos y las enfermeras de acomodar lo que tenemos. Yo no puedo decirle al paciente que venga la semana que viene, yo tengo que dar una respuesta inmediata y hoy no la puedo dar. La única manera es que bajen los casos”.


El 10% de los internados requiere una cama de terapia intensiva

“Ayer (por el lunes) se hisoparon 140 personas en el hospital, hoy (por el martes) 120 y todos los días vemos las colas inmensas. Piensen este número entre el 10 y 20%, con la nueva cepa que tenemos, se internan y hoy no tengo camas. Estamos hablando de 20 personas por dia que se internan y yo no voy a poder darles respuestas. De esas 20 personas alrededor del 10% va a requerir terapia y hoy no hay cama”.


Ya hay pacientes en espera por una cama de terapia intensiva

“En este momento tenemos gente en espera para una cama de terapia, tengo pacientes que deberían estar preventivamente en terapia intensiva y la tengo en la sala de coronavirus pudiendo necesitar asistencia respiratoria, hoy no la tengo. Hoy el numero es inmenso, es angustiante atender el teléfono y decirla a la gente que : si se agita mucho, que se acuesten boca abajo para poder respirar mejor, porque no tengo lugares físicos para poder ubicarlos, ni en terapia, ni en las salas clínicas”.


Un paciente debió esperar 2 horas con oxígeno en la ambulancia, hasta que se dispusiera de una cama

“Una anécdota que habla a las claras lo que hoy tenemos, un paciente en Claromeco empieza a empeorar su capacidad respiratoria, el médico que lo asiste me manifiesta la necesidad de internarlo y lo dije que en este momento que no tengo disponibilidad, me piden desde Bahía Blanca traslados para acá y los he negado y tengo 2 pacientes que van a entrar a terapia intensiva, porque lamentablemente habían fallecido 2 pacientes. En la desesperación de la gente de Claromeco, totalmente entendible, pactamos el traslado para las 16 horas, para darnos tiempo de sacar la gente de terapia y preparar para el ingreso, y la ambulancia llego a las 14 horas y yo al paciente lo tuve que dejar en la ambulancia con oxigeno, hasta poder tener un lugar en la guardia y de ahí a terapia. Esta es lo que la gente no logra ver”.


El urgente pedido al arco político

Alejandro Bronzieri afirmó que “por eso me comunique hoy (por el martes) con el arco político para que traten de ver que es una realidad desastrosa la que estamos viviendo, que la vivimos en primera persona los que estamos al frente de esto. Ese paciente que estaba a la espera es un paciente de 40 años, no porque es más importante uno de 40 que uno de 80, sino para que se den cuenta de las edades que estamos hablando, toda la gente que tenemos en terapia en general son menores de 60 años”


Nadie tiene un manual para enfrentar el covid

“Todo lo que sabemos de coronavirus, lo hemos aprendido en 13 meses, nadie tiene un manual sobre esto, pero lo que te puedo decir que esto que estamos viendo es totalmente diferente a la primera ola. Los pacientes en general tendían a empeorar en el dia 9 u 11 con un compromiso pulmonar que iban en forma progresiva, dia a dia empeorando. Hoy los pacientes ingresan con pequeños compromisos pulmonares el día 1 o 2 y 48 horas después el paciente está para ingresar a terapia intensiva, paciente critico, sin que nada de la terapéutica que estamos acostumbrados a utilizar nos de respuesta, el paciente continua con una mala evolución”.


Cambió la franja etaria que requiere terapia intensiva

“La franja etaria que antes veíamos de 70 a 80 ahora es otra, el promedio es entre 40 y 60 años y la media es 53 años, estamos frente a otro virus, otra cepa que es extremadamente más agresiva, es lo mismo que nos decían nuestros colegas en Brasil y lo que nos empezaron a contar nuestros colegas en capital federal los primeros días de marzo. Lamentablemente el numero de recuperación de terapia intensiva es realmente bajo. Y si nosotros llegamos tarde a terapia intensiva a tener un acceso adecuado, obviamente que los pacientes que ingresan están en malas condiciones y tienen menos chance”.


La necesidad de tiempo para recomponer el sistema sanitario “No damos más”

“Con el virus podríamos trabajar de otra manera si tuviéramos tiempo. Somos una gran máquina, donde los engranajes empiezan a trabarse y todo empieza a funcionar mal. Cuando nosotros empecemos a no poder ingresar pacientes, los que ingresen a la sala ya van a ingresar complicados y los que ingresen a terapia más complicados y vamos a tener poca respuesta en terapia. Entonces necesitamos bajar el número, no van a desaparecer los casos, ojala así fuera, pero necesitamos que enfermen más lentamente, no podemos, no damos abasto para atender este número de personas, no damos abasto para poder atender a los que se encuentran en forma ambulatoria”.


Agregó que “la gente se queja porque no hacemos un seguimiento telefónico. No damos mas, yo hace 13 meses y 22 días que estoy en esto sin parar, la mayoría de los colegas nos enfermamos, estuvimos internados y seguimos trabajando.

La gente de enfermería no tiene descanso y todo esto sumado a un numero que nos supera totalmente no vamos a tener buenos resultados, esa es la realidad. No importa cuál es la cepa, importa que la fase cambie, importa que la gente -mas allá de lo que decidan los políticos- entiendan que las reuniones familiares se tienen que dejar en este momento, la interacción social debe bajar, solo los núcleos familiares y nada más que eso. Es simplemente un tiempo, con 14 días de un freno súbito, la curva tiende a caer naturalmente. Peor vamos a estar si no tomamos ninguna decisión.


Cualquiera puede ser un usuario de un respirador o una cama de las que tenemos acá y yo no puedo disponerlas para ellos. Tienen que entender que si no se cuidan no vamos a poder asistirlos, esto tiene que bajar y un corte inicialmente por 14 días y ver como evoluciona la curva a permitir darnos el tiempo para que los médicos podamos asistir a los que ya están enfermos, porque van a seguir enfermando, los contagiados hoy, van a requerir asistencia dentro de 7 días y esa es la realidad”.


El personal de salud y los elementos se van agotando

“Todo se va agotando lo que más se agota y no tiene recambio es el recurso humano, nosotros empezamos un numero de colegas en la sala y con toda la razón del mundo, sintieron cansancio, tenían sus propias obligaciones, ya que empezamos toda esta cruzada por 3 meses y hoy llevamos 13 meses al frente de la pandemia y ese recurso fue disminuyendo.


Desde el lado de enfermería hubo muchas chicas que enfermaron, que pidieron cambios de sectores, hay otras que con mucho esfuerzo continúan, pero estamos totalmente todos agotados, todos dormimos pocas horas. Con respecto a los insumos también hay días con que no contamos con todo el material que deberíamos, en parte porque los costos son enormes. Por ejemplo las drogas para dormir un paciente como es el Midazolam el valor aumento un 1000% , por lo tanto tenemos dificultad para conseguir drogas para dormir a los pacientes y adaptarlos a un respirador.


Nos cuesta conseguir algunos antibióticos, nos cuesta conseguir los cascos con oxigeno para proveer a los pacientes, se rompen y los arreglamos artesanalmente. Todo se está desgastando, nuestro ánimo, nuestras fuerzas pero también el recurso técnico, los respiradores tienen tiempo útil y la verdad es que todo debemos cuidarlo. Cuidamos al máximo el pasaje de plasma, de antibióticos, porque sabemos que si exageramos con un paciente no vamos a tener para otro esa es nuestra realidad”.


Le hablé al intendente como paciente

El profesional se refirió al pedido realizado al propio intendente respecto del cambio de fase –la que finalmente se concretó en el día de hoy por parte de la provincia-, afirmando que “hable con el Intendente y acaba de pedir el pase a fase 2 a la provincia, creo que es lo mejor para todos y espero que cumplan, que tengamos una fase 2 y que la gente entienda que nadie está en contra ni de las clases, ni del trabajo de cada uno, simplemente en darle la oportunidad a cada uno de los tresarroyenses de que puedan tener una asistencia lógica. Hablaría con quien sea, que tomen una actitud activa y rápida para frenar esto”. Finalizó el Dr. Alejandro Bronzieri