• Qué pasará mañana

Lamberti sobre la demolición de Samoa: «Queremos cemento cero en la playa»


El director del Organismo Descentralizado respondió sobre las versiones que indicaban que el escombro iba a ser enterrado en la playa. «Es muy malicioso pensar eso», afirmó.


La demolición el viejo balneario Samoa, ex Balneario Ávila, finalmente se concretó este martes 21 de junio. Una retroexcavadora realizó la tarea. Previamente se habían desarmado diversas partes, para sacar elementos útiles. Pero previo a la demolición, la máquina realizó una excavación bastante profunda. Al ver eso, hubo gente que pensó que los escombros se iban a enterrar en esa cava. No era ese el plan. El pozo se hizo para llegar con la máquina hasta la zona donde había viejos cimientos, y para obtener arena que sirviese para tapar todas las excavaciones profundas que se harían.


El objetivo fue no sólo demoler, sino también sacar todo lo que se fue juntando con los años. Pozos ciegos, cámaras sépticas, cimientos, plateas. Cabe recordar que el viejo parador se fue agrandando con el tiempo, y se fue construyendo con ampliaciones. Todo eso significó hacer nuevos cimientos, nuevos pozos ciegos, etc. La intención fue remover todo eso. Para ello, la máquina tuvo que excavar muy profundo, y la idea fue tapar ese pozo generado, una vez finalizado el trabajo.




Movimiento muy grande


El director del Organismo Descentralizado Julián Lamberti estuvo supervisando los trabajos. Mientras lo hacía, dialogó con la RCC. Mencionó que «el movimiento de arena es muy grande. La idea es sacar cimientos, antiguas plateas, hierros, pozos resumideros. Es el momento de hacer un trabajo profundo para que no queden zonas contaminadas ni peligrosas. Tenemos la intención de dejar una playa sustentable. No hay que limpiar por donde ve la suegra, como se dice habitualmente».


Agregó en tal sentido que «el pozo que ayer parecía muy grande, hoy quedó chiquito, porque retiramos cimientos que había a esa altura. Se movió arena, se cuidó la arena limpia. Para que a Samoa, a Nacho y Adela que han hecho esa inversión, y que es el primer parador sustentable de Claromecó, les quede una playa con arena limpia, como tiene que ser».



«Es impensado que vayamos a enterrar escombros»

En cuanto a las versiones surgidas que indicaban que se enterrarían los escombros, Lamberti expresó que «es impensado en una gestión como la nuestra, donde estamos con el eje en el medio ambiente. Armamos esa área específica con profesionales, es el tercer parador que retiramos de la playa, porque queremos cemento cero en la playa. Es impensado que nosotros vayamos a enterrar escombros, es muy maliciosa la mente que pensó eso. La gente que ve cómo venimos trabajando en el Organismo Descentralizado Claromecó, sabe que eso no se nos cruza por la cabeza».

Sostuvo además que «estamos trabajando a una profundidad mayor, están saliendo hierro, pozos ciegos. Este parador tiene 70 años de trayectoria, claramente se veía que era obra sobre obra, se venía agrandando con los años. Hubo baños en distintos lugares, aparecen cámaras sépticas Estamos limpiando todo eso«.

Consultado al respecto, Lamberti hizo referencia a las antiguas construcciones sobre la playa en Claromecó. Las mismas estaban hechas sobre pilotes. Reflexionó que «es increíble que se haya empezado a construir sobre la playa. La casa de Florez es un claro ejemplo que antes se construía sobre pilotes. Hay muchas cosas en las que vemos claramente que nuestros abuelos tenían una visión mucho más acertada y comprometida. Después ha venido un momento en que ha cambiado la mirada, no digo con mala intención, pero eran medidas desacertadas».

Destacó así mismo que «hoy cambió nuevamente la mirada. A nosotros nos toca sacar más de mil camiones con escombro, cemento, hierro torsionado, vidrios, pozos ciegos. Con la intención de dejar la hoja en blanco, para que las nuevas generaciones puedan construir sobre la arena, en base a la mirada actual internacional«.

Cimientos muy profundos

También habló Marcelo Politano, uno de los capataces del Organismo Descentralizado, quien coordinó los trabajos de la demolición. Especificó que «encontramos cimientos muy profundos, el pozo se hizo hasta el borde. Una vez que terminemos, se tapa todo para que quede limpio y prolijo. Estamos haciendo un trabajo para sacar el máximo de escombro posible, seguramente va a quedar algo muy fino. Pero es un buen trabajo, que la gente se quede tranquila».

Categóricamente sostuvo que «en ningún momento se pensó enterrar escombro en ese pozo. No hay chance de que eso suceda, la gente puede venir a verlo y se va a dar cuenta«. Sobre el destino del escombro, que fue quitado con camiones, puntualizó que «este escombro va para un relleno de la calle 50, en una cava que había ahí. Esto tenía que ser demolido desde que se hizo el nuevo parador, estamos cumpliendo con eso. Es un gran movimiento de arena, estamos trabajando con cinco camiones, una retro y una pala. Los chicos de playas limpias están también colaborando sacando escombro a mano«.

Politano destacó también que se cuenta con colaboración de maquinaria de la Municipalidad de Tres Arroyos. Finalizó diciendo que «va a quedar muy lindo, invito a la gente a que venga y vea. No hay mala intención de nadie. Hay que venir a ver y después hablar«.





FUENTE: RADIO COMUNIDAD CLAROMECO

Entradas Recientes

Ver todo