• Qué pasará mañana

Piedrazos y enfrentamiento con la policía tras la clausura de una fiesta clandestina

Ocurrió en la localidad de Reta este domingo a la madrugada, cuando los efectivos fueron alertados por la realización de una fiesta en la playa. Los agresores, entre los que hay al menos 11 que ya fueron identificados, intentaron ingresar a la comisaría

El parabrisas del auto del jefe de policía tras el ataque (ohlaprida)


Un confuso episodio en la localidad de Reta, en el partido bonaerense de Tres Arroyos, terminó este domingo con dos policías heridos y el auto de un comisario y un patrullero destrozados. El hecho, que se investiga como una presunta emboscada a los efectivos, ocurrió luego de que la policía interrumpiera y desactivara tres fiestas clandestinas durante el fin de semana.

Los violentos destrozos, que quedaron registrados en videos y fotos que fueron difundidas por la prensa local, comenzaron el domingo por la madrugada cuando un grupo de efectivos fueron convocados para desarticular una fiesta clandestina en la playa. Al llegar al lugar, los oficiales fueron atacados a piedrazos por un grupo de personas que luego se dirigieron a la comisaría local e intentaron ingresar.

Según informaron fuentes policiales, los atacantes, entre los que se pudo identificar en el marco del Operativo Sol a al menos 11 personas entre 21 y 53 años, en su mayoría residentes de Reta, serían también algunos de los asistentes a una serie de eventos que fueron interrumpidos por la policía el sábado a la madrugada.

Los efectivos policiales de Reta había desarticulado dos fiestas clandestinas durante la madrugada del sábado y fueron atacados cuando intentaron cerrar una tercera el domingo (lavozdelpueblo)



“El sábado hubo en Reta dos fiestas clandestinas en los médanos, que enseguida se dispersaron y no trajeron mayores problemas”, explicó esta mañana Carlos Sánchez, intendente del distrito que integran los balnearios Orense, Claromecó y Reta.

“Aparentemente hubo luego como una emboscada a la policía en una calle cortada. Los llevaron hasta ahí diciendo que había una fiesta y tenían preparadas piedras para pegarles. La policía, como eran pocos, no podía salir y se armó un disturbio. Hubo tiros porque estaban acorralados, según la versión que tengo de la policía”, indicó el jefe comunal en diálogo con TN.

El sábado a la madrugada, personal policial del Destacamento Reta efectivamente había desactivado entre las dos y las cuatro de la mañana dos fiestas.



En la primera, según se informó oficialmente, ubicada en la calle 33 y los médanos, había aproximadamente 150 jóvenes y los efectivos secuestraron parlantes, luces, un generador eléctrico, una notebook, auriculares, trípodes y una gran cantidad de bebidas alcohólicas. En la segunda, con cerca de 50 asistentes, y se incautó también un equipo de sonido. Las autoridades labraron actas por infracciones a los organizadores en ambas oportunidades y se iniciaron actuaciones en el Juzgado de Faltas de Tres Arroyos y el Juzgado Federal de Necochea, a cargo del juez Bernardo Bibel.

La agresión a la policía de este domingo habría comenzado como una reacción a los operativos del día anterior, cuando los efecitvos supuestamente apuntaron a los asistentes para que se retiraran.

Si bien desde la fuerza desmintieron esa versión, el comisario mayor Aldo Caminada, aseguró en diálogo con la radio LU24 de Tres Arroyos, al igual que el intendente, que los efectivos sí realizaron disparos disuasorios cuando fueron atacados con piedras y palos.

En los videos del ataque se pueden escuchar tiros que la policía efectuó para apartar a los asistentes de la fiesta

Mientras intentaban salir del lugar marcha atrás con un patrullero, además, tocaron a una joven que sufrió heridas leves, lo que provocó una reacción aún más violenta de los agresores. En ese momento, resultó herido un agente que recibió un piedrazo en la cabeza.

Algunos minutos más tarde, cuando los efectivos se dirigieron de nuevo hacia la comisaría, la turba atacó a golpes y ladrillazos el auto particular del Jefe de Policía local, Hugo Villagrán, que intentaba evitar que los manifestantes ingresaran en la dependencia y debió ser atendido en el hospital de Reta con “un importante hematoma en uno de sus ojos, un labio cortado y una inflamación en su brazo, que iba de la mano al codo”.

Su vehículo, un Peugeot 207 blanco al que le “clavaron” una señal vial en el asiento trasero, fue atacado a ladrillazos, al igual que una camioneta Toyota Hilux que estaba estacionada en la puerta de la comisaría y había sido entregada al municipio hacía apenas un mes como refuerzo de seguridad por la temporada.

La turba atacó también un patrullero del Operativo Sol (lavozdelpueblo)



“Rompieron todo en unos minutos. Destruyeron el auto del Jefe de policía y lo amenazaban con nombre y apellido por la ventana, así que era gente de acá”, aseguró un testigo el sitio La Voz del Pueblo. Efectivamente, cuando los agresores intentaron fugarse, los efectivos identificaron entre ellos a una familia de la zona.

Si bien los motivos del ataque aún se desconocen, se investiga si los atacantes pretendían ingresar a la dependencia para recuperar los equipos secuestrados. Sin embargo, los efectivos que habían quedado dentro del edificio taparon la puerta con muebles e impidieron el ingreso de los agresores al edificio, que resultó con varios vidrios rotos.

La causa por “atentado y resistencia a la autoridad, daño agravado, lesiones y robo” quedó ahora en manos del fiscal Marcelo Valderrey de la UFI N° 13 de Tres Arroyos, que a través del testimonio de testigos y policías agredidos identificó a 11 participantes que por el momento no fueron aprehendidos.

“Aquí hay personas que no respetan siquiera su propia vida, su integridad física, y que han causado graves daños enojados porque la policía no los deja reunirse. Pero estamos en una pandemia, con gente pasando situaciones difíciles, fallecidos, internados, y en ese marco es la policía la que intenta hacerles entender que hay que respetar las medidas porque son un beneficio para todos”, comentó Caminada, titular de la Superintendencia Región Sur de la policía Bonaerense.


En ese mismo distrito, en el balneario Claromecó, Felipe Di Francesco, un estudiante de Derecho de 23 años, denunció que el 27 de diciembre pasado, los mellizos Lucio e Ignacio Cozzi, jugadores de La Plata Rugby Club de 31 años, con quienes mantuvo una discusión durante una fiesta clandestina en la playa, lo sorprendieron por la espalda cuando intentaba subir al auto para regresar a su casa y lo golpearon hasta dejarlo inconsciente.

Como consecuencia de los golpes, el joven sufrió una doble fractura de tabique, cuatro dientes rotos, un corte en la cara y un traumatismo en el ojo izquierdo que podría comprometer la vista.

Tres días más tarde, la fiscal Ramos, que también tiene a cargo esa causa, pidió la detención de los hermanos Cozzi, que fueron liberados por orden de la jueza de garantías de Bahía Blanca, Susana Calcinelli, la primera semana de enero luego de prestar declaración indagatoria.


Fuente: Infobae


https://www.infobae.com/sociedad/policiales/2021/02/01/piedrazos-y-enfrentamiento-con-la-policia-tras-la-clausura-de-una-fiesta-clandestina-en-tres-arroyos-rompieron-dos-autos-y-dos-oficiales-resultaron-heridos/


81 vistas0 comentarios