• Qué pasará mañana

Rusia dice que aprobará una vacuna en agosto y lo anuncia como una victoria sobre EEUU


Los científicos rusos explicaron que la vacuna se ha desarrollado rápidamente porque es una versión modificada de una ya creada para luchar contra otras enfermedades.


A diferencia de otros laboratorios de Estados Unidos que prevén poder distribuir sus vacunas contra el coronavirus a fines de año, las autoridades de Rusia afirmaron que aprobarán una vacuna contra el coronavirus el 10 de agosto o incluso antes.


Así lo aseguró el director del fondo de riqueza soberana del Kremlin, Kirill Dmitriev, quien además destacó que el lanzamiento representará una victoria frente a Estados Unidos como Sputnik, el primer satélite soviético lanzado en 1957.


La vacuna, creada por el Instituto moscovita Gamaleya y todavía en fase dos, se aprobará para uso público, pero los trabajadores de atención médica de primera línea la recibirán primero, explicó Dmitriev a la cadena de noticias CNN, aunque Rusia no publicó ningún dato científico sobre el proceso de desarrollo.


El fondo de riqueza soberana de Rusia, que financia los proyectos de desarrollo de vacunas por parte de científicos suyos, comparó los esfuerzos frenéticos para conseguir una vacuna contra el coronavirus con la carrera espacial que protagonizaron la extinta URSS y Estados Unidos durante la Guerra Fría.


"Es un momento como el del Sputnik", aseguró en referencia al lanzamiento soviético del primer satélite del mundo.


"Los estadounidenses se sorprendieron cuando escucharon los pitidos del Sputnik. Es lo mismo con esta vacuna. Rusia habrá llegado primero", agregó.


A pesar de asegurar su lanzamiento, mientras muchos laboratorios y centros de investigación en el mundo están avanzando algunos de sus resultados en publicaciones científicas, Rusia no ha publicado datos concretos sobre las pruebas realizadas con su vacuna.


Hasta el momento dieron a conocer que la vacuna rusa completó su segunda fase, a diferencia de la desarrollada por la firma Moderna en colaboración con instituciones públicas de Estados Unidos, que este lunes inició las pruebas clínicas de la Fase 3, en las que participaran unos 30.000 voluntarios, y puede estar lista para fines de año.


Los desarrolladores del Instituto Gamaleya planean completar la fase dos antes del 3 de agosto y luego llevar a cabo la tercera de pruebas en paralelo con la vacunación de los trabajadores médicos, algo que en muchos países no está permitido.


Los científicos rusos dicen que la vacuna se ha desarrollado rápidamente porque es una versión modificada de una ya creada para luchar contra otras enfermedades.


Fuentes del Ministerio de Defensa de Rusia dijeron a CNN que soldados rusos sirvieron como voluntarios en los ensayos con humanos de la vacuna del Instituto moscovita. Incluso, Alexander Ginsburg, el director del proyecto, dijo que él ya se había inyectado la vacuna.


Las autoridades afirman que se está acelerando la aprobación de la droga debido a la pandemia mundial y al impacto del coronavirus en Rusia, que ahora tiene más de 800.000 casos confirmados.


"Nuestros científicos se centraron no en ser los primeros, sino en proteger a las personas", se defendió Dmitriev ante los cuestionamientos.


33 vistas0 comentarios